ETCO: Las elecciones en Paraguay constituyen una oportunidad para que el país supere el contrabando

SÃO PAULO, 26 de abril de 2018 /PRNewswire/ -- El pasado domingo 22 de abril, Paraguay eligió a Mario Abdo como sucesor del actual presidente, Horacio Cartes, ambos del Partido Colorado. A partir de agosto, Abdo tendrá el importante desafío de continuar las reformas iniciadas por Cartes, que aportaron un mayor dinamismo a la economía, generando empleo y rentas, pero que no resolvieron uno de los problemas que aún marcan negativamente al país: el contrabando.

Paraguay es el principal polo de distribución de productos contrabandeados de América del Sur, lo que provoca efectos nocivos en las economías de los países de la región. Para Edson Vismona, presidente del Instituto Brasileño de Ética Competitiva (ETCO, por sus siglas en portugués) el nuevo presidente debe alinearse con los países vecinos a efectos de sostener el crecimiento de la economía.

"No podemos pensar más en esta cuestión de forma aislada, pues al día de hoy el contrabando está bajo el dominio de organizaciones criminales que actúan de forma globalizada y perjudican la economía y la seguridad jurídica y pública de todos los países de la región", considera Vismona.

De acuerdo con el científico político chileno Guillermo Holzmann, "El crimen organizado funciona en las lagunas legales que encuentra en los países, con planificación y estrategia. Es necesario que el Estado actúe de manera semejante, incluso a riesgo de que todos los esfuerzos no generen resultados positivos".

El principal producto que se contrabandea desde Paraguay es el cigarrillo: El país produce anualmente cerca de 60.000 millones de unidades, pero el consumo interno no supera los 2.500 millones de cigarrillos. Para Vismona, "Cuando vemos la enorme presencia ilegal de los cigarrillos paraguayos que ingresan de contrabando a Brasil, Argentina, Chile y muchos otros países, queda claro que se trata de un sector que merece especial atención por parte del nuevo presidente".

La enorme disparidad tributaria entre los países es señalada por los especialistas como una de las principales causas del aumento exponencial del contrabando paraguayo en años recientes. "En el caso del contrabando de cigarrillos, es posible ver como los desequilibrios fiscales en la región, especialmente entre Paraguay y los países vecinos, estimulan el avance del mercado ilegal", afirma el abogado argentino Juan Marteau, especialista en cuestiones de lavado de dinero y financiamiento de actividades criminales.

En Paraguay el sector de los cigarrillos paga impuestos de apenas un 16%, en lo que constituye la menor carga tributaria entre los países vecinos, que llegan a cobrar más de un 80% como es el caso de Brasil, Argentina y Chile. "Ese es el mayor incentivo para los criminales: la altísima rentabilidad que proporciona el contrabando", afirma Vismona.

SÃO PAULO, 26 de abril de 2018 /PRNewswire/ -- El pasado domingo 22 de abril, Paraguay eligió a Mario Abdo como sucesor del actual presidente, Horacio Cartes, ambos del Partido Colorado. A partir de agosto, Abdo tendrá el importante desafío de continuar las reformas iniciadas por Cartes, que aportaron un mayor dinamismo a la economía, generando empleo y rentas, pero que no resolvieron uno de los problemas que aún marcan negativamente al país: el contrabando.

Paraguay es el principal polo de distribución de productos contrabandeados de América del Sur, lo que provoca efectos nocivos en las economías de los países de la región. Para Edson Vismona, presidente del Instituto Brasileño de Ética Competitiva (ETCO, por sus siglas en portugués) el nuevo presidente debe alinearse con los países vecinos a efectos de sostener el crecimiento de la economía.

"No podemos pensar más en esta cuestión de forma aislada, pues al día de hoy el contrabando está bajo el dominio de organizaciones criminales que actúan de forma globalizada y perjudican la economía y la seguridad jurídica y pública de todos los países de la región", considera Vismona.

De acuerdo con el científico político chileno Guillermo Holzmann, "El crimen organizado funciona en las lagunas legales que encuentra en los países, con planificación y estrategia. Es necesario que el Estado actúe de manera semejante, incluso a riesgo de que todos los esfuerzos no generen resultados positivos".

El principal producto que se contrabandea desde Paraguay es el cigarrillo: El país produce anualmente cerca de 60.000 millones de unidades, pero el consumo interno no supera los 2.500 millones de cigarrillos. Para Vismona, "Cuando vemos la enorme presencia ilegal de los cigarrillos paraguayos que ingresan de contrabando a Brasil, Argentina, Chile y muchos otros países, queda claro que se trata de un sector que merece especial atención por parte del nuevo presidente".

La enorme disparidad tributaria entre los países es señalada por los especialistas como una de las principales causas del aumento exponencial del contrabando paraguayo en años recientes. "En el caso del contrabando de cigarrillos, es posible ver como los desequilibrios fiscales en la región, especialmente entre Paraguay y los países vecinos, estimulan el avance del mercado ilegal", afirma el abogado argentino Juan Marteau, especialista en cuestiones de lavado de dinero y financiamiento de actividades criminales.

En Paraguay el sector de los cigarrillos paga impuestos de apenas un 16%, en lo que constituye la menor carga tributaria entre los países vecinos, que llegan a cobrar más de un 80% como es el caso de Brasil, Argentina y Chile. "Ese es el mayor incentivo para los criminales: la altísima rentabilidad que proporciona el contrabando", afirma Vismona.