ETCO: La frágil fiscalización en la Triple Frontera facilita la actividad de criminales y terroristas

SÃO PAULO, 18 de abril de 2018 /PRNewswire/ -- A pesar de las recientes operaciones en la Triple Frontera comandadas por la Policía Federal y la Fuerza Nacional, en conjunto con la Policía de Carreteras Federal y la Recaudación Federal, el Ministerio de Seguridad Pública reconoce que ello no es ni suficiente ni efectivo para el combate cotidiano a los delitos cometidos en la región —tráfico de drogas y armas, lavado de dinero y contrabando, especialmente de cigarrillos, producto más contrabandeado desde Paraguay hacia Brasil: actualmente el 67 % de todo el contrabando que entra a Brasil consiste en cigarrillos—. La cuota de mercado del tabaco ilegal en Brasil saltó del 28 % en 2011 al 48 % en 2017, lo que causó una evasión fiscal superior a R$43 mil millones en el período.

La frontera de Brasil con Paraguay en Foz do Iguaçu tiene un flujo diario de cerca de 39.000 vehículos en el Puente Internacional de la Amistad en ambos sentidos, según estudio del Centro Universitario Dinámica de las Cataratas (UDC). En la frontera con Argentina el flujo es de 8.500 vehículos por día, cruzando el Puente Internacional de la Fraternidad.

"La fiscalización creció, pero todavía tiene que aumentar, aumentar mucho más. Falta que el país entienda que, sin infraestructura, el crimen toma el control. Y de nada vale enfocarse solamente en un lugar, pues cuando aprieta la fiscalización en Foz do Iguaçu, el crimen migra, basta mirar los datos de Mato Grosso do Sul", afirmó Luciano Barros, presidente del Instituto de Desarrollo Económico y Social de Fronteras (Idesf).

Para el estadounidense Douglas Farah, presidente de IBI Consultants y consultor del Gobierno estadounidense para delitos trasnacionales y el combate al financiamiento de grupos armados por la corrupción y el comercio ilegal, Brasil y otros países del Cono Sur necesitan enfrentar la relación cruzada entre grupos terroristas internacionales como Hezbollah y organizaciones regionales como las FARC y el PCC. "Hay pruebas de que la conexión entre esos grupos en la Triple Frontera es una realidad, y de que las actividades criminales como el contrabando y el tráfico de drogas también sirven para financiar el terrorismo internacional", sostuvo.

Contacto:

Flavio.simonetti@fsb.com.br

55 11 9 9393-2161

55 11 3165-9575

 

SÃO PAULO, 18 de abril de 2018 /PRNewswire/ -- A pesar de las recientes operaciones en la Triple Frontera comandadas por la Policía Federal y la Fuerza Nacional, en conjunto con la Policía de Carreteras Federal y la Recaudación Federal, el Ministerio de Seguridad Pública reconoce que ello no es ni suficiente ni efectivo para el combate cotidiano a los delitos cometidos en la región —tráfico de drogas y armas, lavado de dinero y contrabando, especialmente de cigarrillos, producto más contrabandeado desde Paraguay hacia Brasil: actualmente el 67 % de todo el contrabando que entra a Brasil consiste en cigarrillos—. La cuota de mercado del tabaco ilegal en Brasil saltó del 28 % en 2011 al 48 % en 2017, lo que causó una evasión fiscal superior a R$43 mil millones en el período.

La frontera de Brasil con Paraguay en Foz do Iguaçu tiene un flujo diario de cerca de 39.000 vehículos en el Puente Internacional de la Amistad en ambos sentidos, según estudio del Centro Universitario Dinámica de las Cataratas (UDC). En la frontera con Argentina el flujo es de 8.500 vehículos por día, cruzando el Puente Internacional de la Fraternidad.

"La fiscalización creció, pero todavía tiene que aumentar, aumentar mucho más. Falta que el país entienda que, sin infraestructura, el crimen toma el control. Y de nada vale enfocarse solamente en un lugar, pues cuando aprieta la fiscalización en Foz do Iguaçu, el crimen migra, basta mirar los datos de Mato Grosso do Sul", afirmó Luciano Barros, presidente del Instituto de Desarrollo Económico y Social de Fronteras (Idesf).

Para el estadounidense Douglas Farah, presidente de IBI Consultants y consultor del Gobierno estadounidense para delitos trasnacionales y el combate al financiamiento de grupos armados por la corrupción y el comercio ilegal, Brasil y otros países del Cono Sur necesitan enfrentar la relación cruzada entre grupos terroristas internacionales como Hezbollah y organizaciones regionales como las FARC y el PCC. "Hay pruebas de que la conexión entre esos grupos en la Triple Frontera es una realidad, y de que las actividades criminales como el contrabando y el tráfico de drogas también sirven para financiar el terrorismo internacional", sostuvo.

Contacto:

Flavio.simonetti@fsb.com.br

55 11 9 9393-2161

55 11 3165-9575